loading...

Adele era una de las voces más esperadas en la entrega de los premios “Grammy” la noche del lunes. Tras el éxito de su tercer álbum de estudio “25”, su participación sobre el escenario debió ser tan memorable como su más reciente sencillo “Hello”.

Pero no fue así. Un fallo en el sonido admitido por Neil Portnow, presidente de la Academia de las Artes y Ciencias de la Grabación, provocó que la presentación del tema “All I Ask”, una composición de Bruno Mars, quedara en la memoria de forma negativa.

La artista británica explicó lo ocurrido a través de su cuenta en Twitter.

“El micrófono se calló en las cuerdas del piano, eso era lo que sonaba como una guitarra y me impidió oír que estaba fuera de tono. Eso pasa”, publicó la estrella, quien luego comentó que se fue a comer a un conocido “fast food” para olvidar el mal rato. “Así que quizás valió la pena”, bromeó.

Aqui te dejamos el performance de Adele

Deja un comentario