loading...

Chris Brown vuelve a estar en el ojo del huracán. En esta ocasión, el cantante está siendo demandado por su exmánager, Mike G, quien alega que el mes pasado Brown lo atacó, pegándole varios puñetazos en la cara y el cuello, y que hasta terminó en la sala de emergencia.

“Hicimos todo lo que pudimos para resolver esto de manera privada y así evitar daños a [la imagen] de Chris Brown”, dijo a TMZ la abogada de Mike G, Patty Glaser. “Lamentablemente, como lo resume la querella, Chris Brown ha probado ser su propio peor enemigo”.

Mike G asegura que fue contratado en el 2012 para limpiar la imagen pública del cantante, luego de que este le pegara a su entonces novia, la cantante Rihanna. Además, según Mike G, él también fue contratado para ayudar a Brown a salir de todas su deudas y a dejar las drogas.

En su demanda, el exmánager de Brown —quien también asegura haberlo ayudado a recuperar su popularidad tras la controversia con Rihanna— alega que en lugar de mostrar remordimiento por sus actos, el intérprete supuestamente se dedicó a ridiculizarlo en las redes sociales y a presumir a sus amigos la golpiza que le proporcionó.

Mike G también afirma que Brown estaba drogado en el momento en que lo atacó y que ahora teme posibles represalias por parte de los “amigos pandilleros” del cantante.

Por su parte, Brown no se quedó callado y respondió a través de dos videos publicados en su cuenta de Instagram, asegurando que lo despidió por robarle dinero:

Deja un comentario